martes, 14 de mayo de 2013

MI PRIMER 3D

Esto que entras en un cine todo emocionado "a ver que pasará esta noche" para ver una película de esas que ni con ganas irías a verla porque es como un documental, por no decir "es un documental!!".

La cuestión es que entra La Puri tan ávida ella en lo que se refiere a zonas oscuras y justo en la puerta de ese cuarto oscuro (que más que miedo por el sexo a recibir era por quién coño te recibe...) y se encuentra con una señorita a lo Fox Murder y Dana Scally (No se si se escriben así los nombres...son americanos...que más da!!) y le entrega unas grandes gafas negras con los cristales tintados en ¿negro?

 ¡No me jodas!, pensó mi querida La Puri


Y en su interior ella decía "¿cómo narices voy a ver la película con unas gafas y encima oscuras? Además, ¿dónde narices me las voy a poner si llevo las gafas de vista?"

Por si no lo sabéis, La Puri, a parte de ser un poco lela e inocente es miope y un poco sorda, si quitamos el que es un poco torpe (bastante).

La razón de esta escritura es que ella entra en esa enorme sala a oscuras se sienta en la fila del medio en mitad de ellos, es decir, centradita completamente. Su amiga Vientre Plano va con ella para experimentar esa nueva sensación que todos aman...salvo los amantes del cine tradicional. Van a ver una película llamada "Océanos", que ya por el nombre echa para atrás el gastarse 5, 6, 7 o 10 euros (al paso que van los cines) y más sabiendo que es "una especie de documental marino" (que digo yo que de marino tendrá poco porque no es un mar sino un océano...que ya de irse a grabar un docu en un "océano" se podrían haber venido a las playas del Mar Mediterráneo, sobre todo por Andalucía...que seguro que se encontraban con especímenes difícil de ver o que aún no han sido catalogados...como la Gamba Gaditana o los pies abollados granadinos, que eso se debe a andar por la playa con esas piedras a lo Jack y el Gigante.

Finalizando mi historia...entra La Puri a ver su película en el cine y se pone sus gafas de miope y sus gafas de  3D encima (cosa que no puede ser más incómoda porque no hay más nariz para soportar tanto peso). La película empieza bien.

En esto que estamos a mitad de la película (que hasta ahora solo se veía placton y algún pez) y de repente como abejorro que pica y no es visto, aparece una serpiente marina. Esa maravillosa serpiente que se mueve tan sexual a lo Shakira con Alejandro Sanz con el baile del vientre...que te quedas obnubilada mirándola sin apartar la vista... En esto que despiertas de encantamiento sexual y te das cuenta de que se dirige hacia ti con una velocidad increíble a lo Fernando Alonso (cuando le da gana de correr, claro) y La Puri intenta echarse para atrás para no comérsela pero el asiento la retiene...no retrocede el "puto" asiento (perdón, La Puri diría el endiablado asiento, pero me ha salido La Pili de dentro) como los de los autobuses Alsa. La serpiente se va acercando tanto, tanto, y La Puri no puede hacer nada...así que mira para su lado ve a Vientre Plano como aire que lleva el viento y justo cuando tiene la serpiente a la altura de la boca pega un grito en mitad de la sala que ni en "La matanza de Texas" lo hubieran podido superar.

Claro, teníais que ver el salto que pegó Vientre Plano debido a mi grito y la cara como un tomate agachando la cabeza para que el resto de la sala no la viera y se rieran de ella, por no decir cual era mi cara y la caquita que me había hecho en mis pantaloncillos (un poco más y sale peillo con guarnición) Lo mejor de todo es que la sala de 400 personas que podrían haber estado, solo había 6 contándonos con nosotras dos.

Ese fue mi primer 3D y el más terrorífico que he vivido. Desde entonces ninguno me ha asustado y además me he puesto lentillas para que mi nariz no parezca la de Belén Esteban o Poli Díaz.

Cuéntame, cuéntame como fue tu primer 3D...y por favor, no me digas que fue el de Isla Mágica o el que hay en Port Aventura con un delfín...