domingo, 16 de marzo de 2014

ACIERTOS Y DESACIERTOS


 
No se si os ha pasado alguna vez esto que os voy a contar…pero para mí en mi infancia (clandestina) fue un trauma.

Llega el cumpleaños de una amiga de toda la vida, y resulta que esa amiga decide invitarte porque ya es mayor para invitar a más gente que a su familia.

Yo muy digna con mi mente maravillosa (las matemáticas huyen de mí cada vez que pienso en ellas. Dori al lado mía es profesora de Estadística en la Universidad) decido que voy a ir, pero claro, no apunto ni día ni hora en la que se celebrará el cumpleaños.
 
El proceso es el siguiente: Llega el día del cumpleaños y mi amiga “La Pollo” (antes nombrada por “La Foca”) llama a mi casa para decirme a qué hora me recogería para ir al cumpleaños de “Ojos de Gata” (la manera en que me llama no es por móvil, ni por esos teléfonos que todos usábamos hace una década o más bien llamados “fijos”, NO, me llama a voces al estilo ¡¡¡Essstuuupennnndaaaaaa!!! Porque vivíamos en un barrio de casas a las afueras de La República Independiente de los Motriles y allí todo está al lado, con decirte que nuestras casas estaban una frente a la otra).
 
No me enrollo más. La cuestión es que me llama y me dice que me recoge a las mil para ir juntas a la fiesta. Yo que soy tan organizada, guapa, rubia y con memoria de elefante me cago por las patas abajo al recordar que me he olvidado por completo del cumpleaños, y por si fuera poco, me he olvidado de comprarle el regalo.

Imaginaros un sábado por la tarde a eso de las 6 o así: Desesperada cojo mi monedero y me recorro medio centenar de tiendas de “20 duros” (No se si las recordáis porque lo mismo sois muy jóvenes, eran los predecesores de los chinos) en busca de un regalo. Yo que conozco a Ojos de Gato de toda la vida, me doy cuenta de que no se nada de sus gustos, que para colmo soy pobre (300 pesetas como mucho de regalo), siendo hora del cierre de las tiendas y ante la idea de poder meter la pata…decido ir al supermercado desesperada y compro un paquete de Bombones de esos que se derriten en tu boca.

LO MEJOR

Llego al cumpleaños a tiempo y me encuentro con medio barrio, es decir, todos mis amigos y amigas de siempre. Cuando comienzan a entregarle los regalos, saco yo, como Victoriosa y Orgullosa de mí (después  de todo el trajín), mi regalo. Ojos de Gata lo abre y se me queda mirando perpleja como si no se lo creyese. Yo sonriendo como si fuera una sorpresa de las buenas y creyendo que había acertado del todo…pues le pregunto “¿te ha gustado?”, a lo que ella me responde “siiii” pero con una cara de asco que no puede levantarla ni un cirujano plástico. Al rato, estando solas, le pregunto que el porqué de su cara y ella me dice que es que no soporta el chocolate, que lo odia, que como no lo sabía yo eso….

Por eso, desde hace mucho, cuando voy a regalar algo, siempre les digo a todos “¿qué necesitáis o qué os gustaría que os comprase?” Ó “hacer una lista de regalos que yo no pienso calentarme la cabeza”.


Creo que es una buena solución la mía.

Para aciertos el de mis amigos, Matilde y Pirspi, que recién llegada de Tarragona de estar trabajando todo el verano allí en Port Aventura, me regalan un libro de Lucía Etxebarría llamado "Ya no sufro por amor", justo después de haber acabado fatalmente una relación con un gallegiño primoroso (o eso creía yo)

 


 
.

17 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Con lo sencillo que es hacer una lista de cumpleaños como en las bodas...y así no se equivoca uno la hacerlo...ains ains

      kiss.

      Eliminar
  2. Sonia Lorenzo Antequera16 de marzo de 2014, 13:16

    ¡JAJAJAJAJA! Muy divertida tu historia y sobre todo muy divertido ese estilo tan particular que tienes para contar las cosas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, tú me dirás si no es original mi idea de hacer una lista. Es que si mi historia no es divertida...mejor, mejor no escribirla.

      Eliminar
  3. Si ya es un suplicio lo del regalo de cumpleaños, imagínate el de "el amigo invisible", que generalmente le toca a uno la persona menos indicada. Vamos, para rajarse los brazos, sacarse las venas y ahorcarse con ellas. Y lo de las tiendas anteriormente conocidas como las de los veinte duros... como se nota que son el último recurso, porque es poner un pie en ellas y a mí se me cae el alma a los pies. ¿Qué coño puede uno pretender comprar en un sitio así y quedar bien? La mayoría parecen el museo de los horrores.
    En fin, deprimente total. Eso sí, tu historia tiene gracia.

    Te mando un saludo... Cógelo que se escapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ai ai ai que se me escapaaaa!!! Lo he cogido!! uff, como he corrido para que no salga volando.

      Los amigos invisibles son lo peor...yo normalmente no me apunto porque no soy creativa para regalar a alguien que no conozca

      Eliminar
  4. Ay, qué rematadamente malo soy con los regalos. Me cuesta horrores saber qué regalar, y siempre a última hora (pero no es porque se me olvide, ahora mismo ya estoy dándole vueltas al regalo de un amigo a mitad de mayo y otra amiga en julio, pero se que acabaré esperando a los dos últimos días para saber qué).

    Me hubiera gustado ver tu cara cuando te dijo lo del chocolate, jejejeje.

    Ciao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charly mi cara fue de espanto, horror ni el Grito de Munch tenía peor cara que la mía.

      Kiss

      La Estupenda

      Eliminar
  5. ¡Jo killa, pues peor hubiera sido que fuera diabética! que puede pasar, sin ir muy lejos a la menda que se presentó con sendos bombones y... bueno que te voy a contar. En fin es mi especialidad, meteduras de pata a gogo m llama mi pirata

    Un besote cielo

    ResponderEliminar
  6. Oye, una cosita, ¿tu eres el perfil del Ojo que todo lo lee? es que me da como perfil privado y no puedo agradecerle sus visitas a mi blog más que en mi mi blog y no se pero no me parece adecuado si sabes algo de este perfil please dlme como me puedo poner en contacto con el perfil, que también puede ser ella

    Un besote y muchas gracias de antemano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo soy también la del blog de El ojo que todo lo lee, pero en ese blog participo con dos primas mías más. La seguridad y todo eso lo llevan ellas...me pondré en contacto con ellas y se lo comentaré porque no se que es lo que pasa.

      Muchas gracias primor

      Kiss

      Eliminar
    2. Perfecto cuando lo arregléis podré entonces llegar a ese blog
      Muchas gracias corazón
      Más besos

      Eliminar
  7. Listas por supuesto, nosotros lo hacemos y quedamos todos contentos jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que lo mejor es ir sobre seguro. No entiendo a la gente que le gusta complicarse..ains ains

      Kiss

      Eliminar
  8. Jajaaja, yo por eso cuando hacía intercambio de regalos con mis amigos siempre poníamos una lista de cosas que queríamos y lo que NO queríamos, siempre funcionaba.
    Intente seguirte por Google pero no me dejo la pagina :( a ver si al rato rengo más suerte, besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, me estoy sintiendo un poco tonta porque veo que todos teníais o tenéis listas menos en mi grupo. Si es que no somos de muy alta inteligencia.

      Janet yo también he intentado participar en tu blog y en algunos más y no me deja agregarme, es algo extraño, no se por qué será...tengo que averiguar que es lo que pasa.

      Kiss

      Eliminar