miércoles, 23 de diciembre de 2015

MIS PETICIONES DE REYES

Ya se, ya se...que llevo mucho tiempo sin escribir y ahora se me ocurre escribir para pedir mis regalos de Reyes, pero que mejor forma de hacerlo, para que no se equivoquen. Es una forma de compadecerme con las cabezas andantes que deseen regalarme algo y gastarse un pastón en mí.

Bueno, pues eso, ahí va mi carta a mis queridos Reyes Magos:

Queridos Reyes Magos

Os escribo para deciros que me he portado genial, no he hecho ninguna trastada (siempre y cuando olvidemos que he dejado mi cuenta corriente pelada, que me perdido en el alcohol unas cuantas noches, no recuerdo cuantas debido a lo que bebí, que he hecho el ridículo en alguna que otra boda, que le quité el lápiz a un niño y me lo quedé, que sueño con...ángeles imponentes, etc...).

El caso, Reyes Magos, es que he sido niña buena, de las de verdad, si hasta he ligado y no he dejado que toquen mi cuerpo serrano e impoluto (bueno, eso es mentira, lo de serrano, impoluto y lo de haber ligado, claro está), así que creo y re-creo que me merezco todos y cada uno de mis pequeñines regalos que voy a pedir.

REGALOS


1. Crema de noche para la cara, hidrantante de la marca Biotherm. PRECIO: 35-45 Euros
2. Disco de Anastasia: Ultimatum Colection. Precio 15 Euros.


3. El libro de "La quinta ola". Precio 20-30 Euros.


4. Un ordenador ACER de 15´´ y un tera de memoria. Precio a saber 300-1000 Euros.
Me lo merezco, he sido muy buena.

5. Una televisión pantalla plana de 32´´ con puerto USB, claro está. Precio 400-1000 Euros.


6. Un vale para ir a un Spa con masaje o chocolaterapia incluída. Eso no se cuánto ronda el precio. 100-200 Euros?


He trabajado como una leona, me merezco un masaje relante para quitarme el estrés de estar todo el día sentada en el sofá viendo series.

Como veréis son regalos simples y baratos, porque puestos a decir yo soy simple y barata.

A ver cuántos caen.

Kiss

sábado, 27 de junio de 2015

SOPLA, SOOOOPLAAAA

En esto que estoy yo conduciendo mi coche, cosa normal ahora, pero hace unos meses era impensable, pues no tenia ni quería. Voy conduciendo con mi amiga LaLoca de copilota y veo un control. Era una de mis primeras veces que conducía mi coche y va y me paran para hacerme un ¡CONTROL!

Yo que soy tan diva, hago como que no me he enterado y continúo adelante, pero el señor de verde me pita más fuerte y me hace señales de mimo dando a entender "metete por ahí". Yo que no hablo mimo ni lenguaje de signos no lo interpreto correctamente, es decir, me voy como a aparcar al lado de los conos en vez de meterme en el "supuesto carril" que hacían los conos.

La cuestión es que la petarda de La Pili, al verse envuelta en una situación tan incómoda y siendo un hombre la que lo paraba (y no era una discoteca como suele ser lo normal) se puso nerviosa y no sabía que hacer salvo poner cara de niña inocente y sonreír, así que desapareció y me dejó a mi, La Puri, a cargo de la situación. Mi compi LaLoca no sabía donde meter la cabeza, pero por suerte, ella hizo señas al agente de la ley y le dio a entender que "No ves que lleva una L en la parte de atrás"!!! (en español de toa la vida significa: es nueva y retrasada)

Así que el señor simpático, guapo, verdepinta y autoritario volvió a señalar hacia donde me tenía que dirigir. y como no, lo intenté, pero había un cono  

¡UN CONO! 

que me impedía ir hacia mi destino, y el señor agente me miró mal    ¡MAL! ¡A MÍ!

si, porque no era capaz de meter el coche donde me había dicho. así que al final, tuvo él que quitar el CONO y así pude casi, no atropellando a otro CONO por poco, meter el coche en el "supuesto carril".

Allí me esperaba otro agente de la ley, más autoritario que el anterior que me pidió que bajara el cristal del coche (esto si lo entendí, suerte la mía) y justo, ahí en público, me pidió que cogiese algo y que lo abriera. Era como un pito y me pidió (casi parecía una escena de cine porno) que lo introdujera en una especie de cacharro.

Ahí que lo metí yo y me dijo ¡SOPLA, SOPLA! ¡SOPLA HASTA QUE TE LO DIGA YO!

y yo con lo fina que soy, me ruboricé pensando en otros soplidos y mismas recomendaciones (como la de "yo te aviso") y posé mis delicados labios de Yola Berrocal y soplé y soplé y soplé intentando no apoyar mucha carne en el pito, hasta que el señor agente de la ley me dijo ¡YA! y yo dejé de soplar.

El señor agente, me regaló el pito como recuerdo e hizo gesto raro, a lo cual LaLoca me dijo que arrancara y nos fuéramos...yo estaba tan estupefacta y temblando que arranqué y casi me llevé por delante el coche de los señores agentes que estaba aparcado justo al final del "supuesto carril".

Así es, ya he hecho un control, y no era un examen del instituto, facultad o de manipulador de alimentos...era de alcoholemia.

sábado, 30 de mayo de 2015

ANUSKA NUSKANOVA. LA HIPPIE III

Como ya he contado en post anteriores, iba a dedicarle tres de ellos a mi Anuska Nuskanova...mi amor, mi alma, mi diosa, la persona a la que sigo y admiro desde que la conocí y espero poder seguir haciéndolo y compartiendo mi vida con ella.

Mi primera historia  se llamaba  NO TE ACERQUES ¡¡¡FUS, FUS!!!

La segunda parte fue EN ESTO QUE LLEGÓ LA HIPPIE

Mi tercera parte se va a llamar como yo la conozco en la intimidad ANUSKA NUSKANOVA

_________________________   ________________________   ________________________

Bueno, pues después del cumpleaños contado en anteriores post, hubo muchas situaciones entre nosotras con las que nos divertimos y nos lo pasamos genial, pero como ya nombré en mi primer post sobre Anuska, todo está dedicado a ella y sobre todo porque quería llegar a la gran fiesta que nos pegamos un día en una sala-discoteca, de esas que son una gran nave industrial convertida en discoteca.

La cuestión es que decidimos mi gran grupo del Ciclo Formativo de hacer una fiesta de Fin de Curso en plan particular. Para ello escogimos mi piso para hacer la fiesta y después ya se vería.

Nos reunimos mi grupo de 10 entre los que estaban La Puri, Anuska Nuskanova, La Abogada de los pobres, La de Chiclana, La matriarca, Pelirroja Mala Suerte, etc...

Para ese entonces vivía en un quinto sin ascensor y compartía piso con tres gaditanos a cada cual más guapillo y más simpático.

Comenzamos la fiesta, con mis compañeros de piso incluidos, y todo bien. La cuestión es que cuando ya estábamos mamadas todas, teníamos que ponernos a decidir donde dirigir nuestros panderos. No sabíamos a que discoteca ir. Muchas venían con la idea de marcharse para casa porque al día siguiente había que ir al instituto a recoger las notas a las 9 de la mañana, así que la decisión no duró mucho. Se rajaron todas menos Anuska y yo.

Como yo no sabía donde ir los dos solo y no sirvo de dirigente, Anuska me propuso ir a La Tren. La discoteca montada en una nave industrial. Yo como buena vecina que soy decidí seguirla.

No se como pudimos bajar las escaleras con lo de vueltas que daba el mundo...nos atraía su trayectoria hacia el sol...

Antes de entrar a la discoteca,  Anuska me comentó las normas para esos sitios, sobre todo para una novata y pija como yo:

1º- No meterte en la pista de baile de lleno, vaya que te trague la marea y acabes tirada en el suelo y pisoteada.

2º- Las música no es de tu estilo (pachanguera) así que baila como quieras, lo normal es pegar saltos y tener el brazo levantado.

3º- No empujes o pises a nadie, que tal como va la gente lo mismo van hasta arriba y recibes palos.

Si te describen así como es el ambiente...entras en la discoteca con un temor, como si fuera al lugar donde trapichea la mafia. La cuestión es que entré. He de decir que ya estaba bebida, por lo tanto, las recomendaciones de superviviencia de mi amiga no me sirvieron de nada porque no las recordaba tres segundos después de ella haberlas nombrado.

En el momento de entrar, ya casi me pongo a ligar con un gorila que hacía 5 de mí, pero claro, para eso estaba la mente fría y protectora de Anuska, que me empujó hacia adentro de la sala. Una vez dentro, no fui directa a la barra a pedir, me fui al centro de la pista, y  para no desentonar me puse a pegar saltos (también porque mis movimientos de cadera no pegaban con esa música atronadora) y a levantar mano cuando subía el tono de la música. La cosa es que no me quedé en la zona de la periferia sino que me metí en el centro mismo. Como mi amiga me había dicho, vi a gente empujarse, tirarse al suelo, pisarlas y todo eso...pero a mí no me tocó ser una de ellas, mi miedo allí no existía, era una diosa en pleno auge.

Cuando salí varias horas después de bailar mi Anuska se quedó flipada porque decía que no se imaginaba que me hubiera integrado tan bien en ese ambiente...y lo mejor, haber salido ilesa.

Tras terminar la fiesta, a las 8 de la mañana, que nos echaron de la disco (fuimos una de las últimas en salir)...nos cogimos un bus y fuimos al piso de mi Anuska Nuskanova a refrescarnos y desayunar...Intentamos dormir un poco, pero como es normal, en menos de una hora no daba tiempo. Así que nos acicalamos un poco (es decir, yo me eché colonia y desodorante) ya que no estaba en mi casa.

Aparecimos por el instituto, podéis imaginar la cara de cada cual,

¿VIVAS?

SI

¿SANAS?

SI

¿DESPIERTAS?

NO

Llegamos con una cara de zombi, con olor a cerveza y alcohol mezclado con colonia, con la misma ropa y machada de alcohol, el humo marcado en mis ojos y el cansancio en el cuerpo. Nuestra tutora y nuestras compañeras se quedaron mirándonos, pero más por mí que por Anuska (ya que Anuska se había cambiado y duchado en su casa), incluso llegaron a preguntarme si iba con la misma ropa del día anterior. Hasta la profesora notó que algo iba mal con nosotras, no se si sería por nuestros ojos caídos de zombis o nuestras pintas de andar por casa a desgana.

Si, fuimos a recoger nuestras notas finales borrachas y alegres, o más bien, zombis del cansancio. Fue la noche que más bien me lo pasé durante mucho rato, incluso diría la que más en mi vida., todo gracias a ella, a Anuska Nuskanova.

A día de hoy, es, y sigue siendo, mi Anuska Nuskanova.


domingo, 24 de mayo de 2015

QUE CAE, QUE CAE....PUES NO, NO CAE

Esto era una vez una niña muy mona llamada La Puri que estaba esperando en la cola del Mierdasking para comerse una carne de bacuno (si, con B, porque no se de donde viene). Ella que iba con Gor, su mejor amigo, la que la calma y sujeta cuando ve que de ese cuerpo se va a adueñar La Pili, estaba muy contenta.

La Puri estaba tan tan concentrada mirando hacia abajo su móvil (estaba con un programa de esos que te encuentran hombres wenorros cerca, llamados "amor", cuando en realidad se llaman "sexo y guarreo") que no se dio cuenta, que por culpa de su alergia (algo nuevo le ha salido que no sabe ni ella que es, pero por no ver un "bata blanca" no va a su doctorsito) se le estaba cayendo el moco...esa agüilla transparente pero viscosa que va cayendo lentamente hacia abajo...y justo cuando va a caer  

 PLAFFF

se da cuenta por el reflejo del móvil que va dirección a la pantalla. Ella como recomellosa y tímida que es, en vez de rescatar el moco-agua con su mano, coge y aspira muy muy fuerte y el moco sabiondo vuelve a subir a la nariz...donde ya, si que le da tiempo a sacar un pañuelo y limpiárselo.

Lo mejor, es que ella piensa que no le ha visto nadie...pero un grupo de tios, de rambos, de gymboys se ha percatado de su hazaña, y en vez de entrarles ganas de dejar sus hamburguesas, se han empezado a reír y ha echarle fotos!!

La Pili hoy día es famosa por aspirar mocos, de esos mocos que quedan enganchados desde la nariz a casi tocar el suelo....para luego volver, en plan yo-yo, a su sitio original.


viernes, 15 de mayo de 2015

EN ESTO QUE LLEGÓ LA HIPPIE

Pues eso, llega la hippie, mi Anuska Nuskanova a clase, después de dos días de habernos conocido y de estar y un poco reticente a relacionarme con ese fusss fuss, va y me invita a su fiesta de cumpleaños.

Yo como podréis pensar me quedé helado. Había visto que la hippie se lavaba y no olía mal, que sus rastas no llevaban pulgas ni piojos..., pero de sentarme a su lado a tener que ir a su fiesta de cumpleaños iba un buen trecho. Y para colmo me dijo que llevase a alguien....si quería.

La cuestión es que yo sabía que iba a ir la mitad de la clase, o eso creía yo, porque de mi clase, clase, creo que tres fueron, a lo sumo de 35. Creo que estas 32 personas más pensaban como yo...pero no se atrevieron a decírselo (al igual que yo).

Bueno, pues al final se lo comenté a una amiga, mi caso, para que me echara una mano para inventarme una excusa, pero esta amiga mía que es un poco Hippi-pija, se mostró superemocionada y se ofreció a acompañarme. No pude negarme, pero no por la insistencia de Hippi-pija, sino porque pensaba que al día siguiente no iba a poder mirar a Anuska Nuskanova a la cara y mentirle...en mi cabeza pasaba esta situación:

- ¿Por qué no viniste ayer noche a mi cumpleaños?

-¿Porque estaba con ladillas? ¿tenía fiebre? ¿Señor roca me visitó?

 Y claro, ella me miraría con sus ojos de gato y rastas de dos metros y me juzgaría, me haría una radiografía y sabría que mentía.... y entonces cogería un cuchillo y me cortaría el cuello o me ahogaría con sus rastas como si fueran cuerdas o combas...

Así que al final fui.

Como es normal en mí, fui con tanto miedo, tan bien arregladito (me tuve que pensar que poner...voy en plan playero, en plan sucio o me pongo la ropa de mi hermano cuando tenía mi edad?) que se me olvidó comprar un regalo. ¿Pero qué regalo se le lleva a una hippie? (como si fueran extraterrestres de otra galaxia).
Cuando llegamos a su casa vimos que vivía en un piso en el que caben tres personas y ya está el cupo hecho, pero en ese piso había gente hasta colgando de las cortinas...¡hasta en las escaleras y portal había gente! la fiesta era una rabe de esas de en mitad del campo pero en un mini-piso en plena ciudad y casi en el centro de ella.
Nos abrió la puerta y nos recibió mi Anuska Nuskanova con esa gran sonrisa y llena de colores en sus ropajes. Nos agradeció que estuviésemos allí y nos condujo a su minicocina para que nos tomásemos unos mojitos, que ella había preparado en grandes cantidades (cuando digo grandes cantidades, es GRANDES CANTIDADES, el mojito estaba en barreños de la ropa y ollas gigantescas, hechos, sip, pero sin la ropa ni los garbanzos dentro).

Yo bebí con mucha desconfianza, por si se me pegaba algo del barreño de la ropa o de la olla de puchero, mi compañera Hippi-Pija estaba encantada y en las nubes. Era la primera vez que yo bebía mojito, no lo había escuchado nunca (no como ahora que se le llama mojito a cualquier cosa, que está de moda y lo ves por toas partes) y cuando probé el primer trago mi paladar, mi estómago y mi cabeza dejaron de funcionar...¡¡¡era maravilloso!!! Así que me dejé llevar...tanto, tanto, tanto que acabé hablando con to quisqui y no se a qué hora acabé ni dónde.

Ese día mi concepto, mis prejuicios y mis pensamientos hacia los hippies o hacia mi Anuska Nuskanova cambiaron por completo. Hice borrón, DELETE, y empecé a crear un nuevo documento sobre ella o sobre las personas con esta filosofía de vida.

Al día siguiente, como no le había regalado nada, y por aquel entonces trabajaba en un cine (y me llevaba de vez en cuando chuches del trabajo) le creé una cesta llena de sacos llenos de Conguitos negros y otros con Conguitos blancos, y muchas chuches (por vergüenza, falta de dinero y creatividad). Lo que más me gustó fue ver su sonrisa (pues yo pensaba que iba a poner mala cara y a llevarse decepción con mi regalo) cuando vio tanta cantidad de dulce y chocolate....porque al parecer le encantaban/le encantan, y sobretodo el chocolate.



Dedicado a mi Anuska Nuskanova.

sábado, 18 de abril de 2015

NO TE ACERQUES ¡¡¡FUSS FUSSS!!!

Os voy a contar la vez que salí de marcha por uno de esos sitios alternativos que hay por Granada, que son algo así como naves industriales convertidas a discotecas de gente "alternativa", o como dirían mis compañeros "hippies o perros flautas". A mí ese apelativo no me va, porque me gusta más la palabra "alternativo", suena hasta perfecto, pero antes de contar ese hecho debo explicaros en esta entrada de donde viene el ir a ese sitio.

La cosa es que conocí en mi Ciclo Superior de Educación Infantil a una chica muy "alternativa" con la que nunca hubiera congeniado si llego a dejarme llevar por mis o los prejuicios de mi alrededor. La cuestión es que el primer día que llegué no era el primer día de clase, porque debido a mi trabajo(Corte Inglés) y a los 15 días que tienes que dejar desde que comunicas que lo dejas hasta que sales por la puerta con "sonrisa de niña con piruleta de feria" hizo que me incorporara al ciclo dos semanas tarde, así que me senté en el único sitio libre que había más cerca de la puerta, por si tenía que salir corriendo de allí al ver tanta niña chica. Lo mejor de todo es que yo era la  única masculina de todo el grupo, así que se notaba que entre 35 chicas yo era la diferente.

Lo bueno fue, que de todas las niñas que allí había, el único sitio libre cerca de la puerta de SOS o EMERGENCY era sentarme al lado de una hippie a lo hippie, y no os vayáis a creer que son esas "new alternativas" que van de hippies y tienen más armario colección de invierno de Armani que Carmen Lomana,

NO

Era una hippie en toda regla, con religión incluida. Era, es, una chica alta, morenaza donde las haya, con unas rastas que le llegaban al culo con conchitas colgando, vestida de negro, de esas ropas que hoy se llevan de moda (a las que yo llamaba pantalones payaso) con una falda por encima de esos pantalones (falda  a rayas de colores) y una especie de rebeca verde que solo tapaba brazos. Para colmo, me miraba con una sonrisa de esas que te atraen, te embelesan y tienes que hacer lo que ella te diga, y si ya miramos el conjunto de su cara, con esos mofletes de modelo tan llamativos , esos ojos de gata o pitonisa....ya para que comentar...me tuve que sentar a su lado si o si, por si acaso me echaba una maldición

Bien rápido me senté a su lado, pero no fui capaz de hablarle, solo pude decir "¿Está libre este sitio?" y ella contestó que si.

Aún estando sentado a su lado, intentaba poner la silla lo más pegada a la pata contraria de la mesa para que no me tocase o me hablase, vaya que me pegase un piojo o algo, no estaba muy receptiva a hacer amistades como aquella....yo era más bien una chica sencilla pero a su lado parecía Paris Hilton en sus mejores tiempos, con perro incluido.

Lo mejor de todo, es que con o sin prejuicios, al final me tuve que quedar en ese sitio porque no había ninguno más libre en toda la clase, estaba plena con 34 culos más en sus sillas.

De ahí, a un cumpleaños a una fiesta, a una discoteca alternativa....fue todo, pero muy rápido...

Os seguiré contando

PD: No me entendáis mal, ese era mi pensamiento (ya que no conocía a nadie así) de las personas que vistían o se comportaban diferente a mí; hoy día, soy yo una más de ese estilo...jajaja

Los próximos tres post van a ir dirigidos a mi amore, a mi Anuska Nuskanova, mi niña Sveltesse, mi hippie.


domingo, 5 de abril de 2015

CUANDO CREES PODER APARENTAR SER UN 5 ESTRELLAS

Para estas vacaciones de Semana Santa mi hermana me propuso ir de vacaciones juntos. Yo como amante de lo bueno reservé en Chiclana un hotel de 5 estrellas Gran Lujo, para 5 días.

Si os cuento todo lo que nos pasó allí me podría tirar el día contando, pero como soy buena, os contaré el principio, nuestra llegada

Hay que imaginar que vamos La Pili, Hermana Pava, Marido-HP e hijos (Hijo negro, Hijo blanco).

Lo normal es que cuando llegues aparques lo más cerca posible del hotel para no tener que pagar los 15 euros diarios de parking.

Pues ahí estamos los 5 en mi mini Peugeot 208 más sucio que la jaula de una paloma muerta yendo para el hotel. Aparcamos en la entrada del hotel, pues resulta que ahí había mucho sitio. Entramos a lo que es el parking y jardines y vemos como un mozo está sacando las maletas de un coche que está justo aparcado en la puerta...y nosotros como típicos catetos de pueblo que nunca han salido de su casa, con las maletas en mano, hasta los niños llevaban maletas.

Antes de empezar, siquiera, a subir una escalera para entrar, viene un mozo y nos dice "denme las maletas que yo se las llevo",  por si había duda y viendo las pintas de pueblerinos que teníamos nos preguntó "¿han aparcado fuera? Saben que el aparcamiento es gratuito..."
Es justo ahí, donde se nos cae la cara de vergüenza, miramos todos (menos los niños) hacia abajo en plan avergonzado o como si nos hubieran pillado haciendo algo malo.

Imaginad el color rojo de Hermana Pava, la mirada de "Dios escóndeme" de Marido-HP, mi cara plan corazón latióndome porque la sangre se me subió toda ahí y la del mozo pensando "estos son de los que no dan propina"....jajaja

Ahí fue nuestra primera metedura de pata, pero de ahí a no tocar el agua de la cubitera porque posiblemente el camarero nos regañase, no preguntar nada por no quedar como catetos, que te vayan a abrir la cama por la tarde y tu "¿qué? ¿qué es eso?"...pufff

Lo hemos pasado genial y el trato ha sido inmejorable, pero parecíamos más fuera de lugar que Ylenia en la casa de Carmen Lomana.

sábado, 28 de febrero de 2015

UHH, AHÍ ESTÁ, UHH, AHÍ ESTÁ, SE LA LLEVÓ EL TIBURÓN, EL TIBURÓN JEP!!

Pues eso, como ya os dije mi estancia en el parque de atracciones empezó mal, pero no fui así el resto.

La verdad es que conocí gente encantadora, tanto dentro como fuera de mi trabajo. La cuestión es que después de trabajar 8, 9 y 12 horas, según horario, casi todos los días nos íbamos de fiesta.

Sip, puedo decir que aguantaba trabajar tanto y luego irme de fiesta. No entiendo cómo, una niña como yo, era capaz de mantenerse en pie durmiendo entre 4 y 5 horas diarias.

Bueno, a lo que me lleva:

Estando una noche de fiesta en la playa de Tarragona (nos dejaban los policías hacer fiesta mientras recogiéramos nuestras cosas) nos dimos cuenta que había más policía patrullando de lo normal, pero la razón por el exceso de efectivos no la sabíamos.

Una vez muy bebidas todas mis compañeras y yo, salta una y nos dice:

"No sois capaces de quitaros toda la ropa y meteros en la playa"

Imaginad que allí en la playa, por muy oscuro que estuviese, con hogueras incluidas, había, al menos, 100 personas de nuestro trabajo.

Nosotras, las de mi grupo, como somos tan valientes (y borrachas) decidimos tomarle la palabra a nuestra amiga "La Leonesa" y quitarnos toda nuestra ropa, dejándola en la orilla (cuando digo toda es to-da) y nos metemos en la playa a nadar, que por cierto, estaba muy buena. Al rato, ya bien mojadas y cansadas de dar brazadas nos salimos y nos vestimos, sin secarnos...y como no, a continuar la fiesta.

A la mañana siguiente nos despertamos y ponemos la televisión. No recuerdo el canal, pero vemos la noticia de que la playa de Tarragona llevaba cerrada dos días a los bañistas por la presencia de un tiburón en dicha playa, en el mismo lugar donde habíamos estado bañándonos nosotras la noche anterior

. Esa misma mañana lo habían atrapado y trasladado a un lugar seguro (porque lo que se no llegó vivo el pobre). Cuando pudimos cerrar nuestras bocas del asombro, no sabíamos si reír, llorar, tocarnos el cuerpo entero buscando señales de mordiscos...estábamos atónitas...

¡¡Si!! Habíamos estado nadando con un tiburón...y nosotras borrachas de alegría sin conocer su compañía.

Las que estaban ya trabajando de nuestro grupo se enteraron por sms, como era lo normal ante urgencias, y por lo que me dijeron fliparon más que nosotras al ver al pobrecito tiburón saliendo en red del agua...

NO DÁBAMOS CRÉDITO...

Cómo digo yo, para que se hubiera acercado un poquito y hubiera comido alguna colita...

viernes, 6 de febrero de 2015

La niña andaluza de campo se va a trabajar a la gran ciudad de la diversión de Salou...

Hace unos años estuve viviendo y trabajando en Tarragona. Como es normal en una jovencita, guapa, estupenda, estudiante y pobre, lo mejor para sacarse unas pelas era hacer la calle (y no me refiero a limpiarlas, sino ser putilla) o irme a trabajar a ese gran parque de atracciones que hay por Salou (Port Aventura).

No es que me disgustase la primera opción, pero no me veía quieta en un sitio mucho rato y menos por las noches, cuando baja la temperatura y se pasa frío. Así que, al final me fui camino del bus a Tarragona (15 horas porque el bus se tuvo que estropear por mitad del camino) y allí llegué yo.

Lo mejor del trabajo es cuando te dicen "tu vas aqui", y yo tan bonita me voy para ese edificio, pero no me lo decía a mí, sino a la rubia Barbie de mi lado, así que ya podemos decir que nada más llegar al centro de trabajo fui el centro de miradas y burlas por ese error...(me teníais que haber visto más que convencida entrando en la tienda y más orgullosa que una reina por trabajar en ella y no en una cocina).

La cuestión es que al final me metieron a trabajar en un restaurante llamado "Old Steak House", y no atendiendo a gente amable y poniendo bebidas ¡NO! limpiando a los cerdos que van a comer allí y no se dan cuenta que es un self service (que por si no lo sabéis, tu te sirves y tu recoges tus bandejas y las tiras a las papeleras).

El primer día acabé con el pelo lleno de ketchup y mostaza de tanto limpiar papeleras. No sabía que los cubos que hay dentro de las papeleras (como las que hay en Burguer King o McDonals) se sacan de ese mueble de madera y así de cómoda (de pie) puedes sacar la bolsa de basura y poder poner una nueva. Así que yo me agachaba, sacaba la basura haciendo malabarismos y claro, el ketchup y demás pegajosas salsas que se quedan pegadas en la madera me rozaban la cabeza, es decir, mi lindo pelo...con eso me despeinaban al quedarse enganchados en la madera y lo mejor, llenos de salsas asquerosas.

El primer día fueron 8 horas, casi nada. Acabé con dolores en los pies de correr, con agujetas en los muslos de agacharme, decepcionada por no acabar en una tienda y lo mejor, abochornada al descubrir que las putas papeleras tenían un cubo dentro que se podía sacar sin tener que agacharse ni mancharse...

Por suerte, descubrí una cosa positiva, me podía comer esa noche lo que había sobrado de la venta, incluidos esos brownies con nata o la ensalada de fruta...aún se me hace la boca agua de pensarlo

Continuaré contando próximamente...Porque lo del tiburón es....


martes, 6 de enero de 2015

CARAMELAZO VA, CARAMELAZO QUE LLEGA

Estamos en Reyes, y no se si me homenajean a  mí por ser la reina del hielo o a esos tres cafres que ayer me echaron caramelos, exactamente a mi cabeza.

Ayer como es mi tradición, fui a ver la cabalgata de los Reyes Magos. Como es normal desde hace unos años, más o menos 5 o 6, mis amigas Nancy LaRubia, Patas de Pollo y LaLoca, vinieron conmigo. Al principio pensaba que era porque les gustaba coger caramelos, es decir, hacer ejercicio de ciática, agachándose a coger unas bolas rotas metidas en papeles de plástico (llámense caramelos), después pensé que era solidaridad por mi espíritu de niña pequeña, pero al final… lo que me di cuenta…

 Lo que me di cuenta el año pasado es que mientras La Puri, con todo su arte de coger habichuelas, se arrastraba a coger caramelos, evitaba pisadas de dedos, se peleaba con niños y niñas de 6-8 años por coger un dulce que cuesta menos de 2 céntimos en cualquier tienda (y de marca), ellas tres están descojonándose de mí.

En un principio pensaba que era porque se me bajaba el pantalón y se me veía la hucha, pero NO, no era eso.

Luego pensé que era porque le quitaba los caramelos a los niños del alrededor, pero NO, no era eso.

Después pensé que era por mi mirada asesina que le he echaba a los enanos desalmados que intentaban quitarme mi dulce tesoro…, pero NO, no era eso.

Por último pensé y pensé y pensé, pero NO, no era eso tampoco.

Resulta que cuando lanzan los caramelos La Puri (en el único momento en su vida que se convierte en una arpía sin remedio) se agacha pegando un grito a lo Barbie Malibú, tal es el grito que pega (ya decía yo que algo raro pasaba a mi alrededor) que los padres de los niños de mi alrededor los cogen en brazos, los arrastran a sus faldas o los abrazan y me dejan un surco sin pies en el que me puedo mover libremente. La gente me miraba raro…claaaaarroooo, si con ese grito parezco una desesperada, una loca recién salida del manicomio, Juana la loca gritando en mitad del patio, soy gollum con su tesoro,

 ya decía yo,

ya decía yo,

ya decía yo,

Si parezco una mujer a punto de tener un orgasmo o una mujer que meten en un callejón para hacerla guarrilla….






Ayer, ya sabiendo lo que me pasaba, y escarmentada con el año pasado que me miraron con unos ojos en los que podían salirle rayos gamma, X o los que peor se os ocurran…he intentado no gritar. Pero no sé qué ha sido peor si gritar o hacerlo para adentro, porque cada vez que gritaba interiormente parecía que estaba a punto de ahogarme, de tener un ataque cardiaco, y lo peor…de tanto esfuerzo apretando para dentro se me ha escapado algún aire por otra parte mientras estaba tirada por los suelos.


Lo que si os aseguro es que mi Nancy, Patas y LaLoca no han parado de reírse de mí.

 Este año se añadieron al grupo Ojos Gatunos, hermana de Nancy, y Mirada de Ángel, hermana de LaLoca.