viernes, 15 de mayo de 2015

EN ESTO QUE LLEGÓ LA HIPPIE

Pues eso, llega la hippie, mi Anuska Nuskanova a clase, después de dos días de habernos conocido y de estar y un poco reticente a relacionarme con ese fusss fuss, va y me invita a su fiesta de cumpleaños.

Yo como podréis pensar me quedé helado. Había visto que la hippie se lavaba y no olía mal, que sus rastas no llevaban pulgas ni piojos..., pero de sentarme a su lado a tener que ir a su fiesta de cumpleaños iba un buen trecho. Y para colmo me dijo que llevase a alguien....si quería.

La cuestión es que yo sabía que iba a ir la mitad de la clase, o eso creía yo, porque de mi clase, clase, creo que tres fueron, a lo sumo de 35. Creo que estas 32 personas más pensaban como yo...pero no se atrevieron a decírselo (al igual que yo).

Bueno, pues al final se lo comenté a una amiga, mi caso, para que me echara una mano para inventarme una excusa, pero esta amiga mía que es un poco Hippi-pija, se mostró superemocionada y se ofreció a acompañarme. No pude negarme, pero no por la insistencia de Hippi-pija, sino porque pensaba que al día siguiente no iba a poder mirar a Anuska Nuskanova a la cara y mentirle...en mi cabeza pasaba esta situación:

- ¿Por qué no viniste ayer noche a mi cumpleaños?

-¿Porque estaba con ladillas? ¿tenía fiebre? ¿Señor roca me visitó?

 Y claro, ella me miraría con sus ojos de gato y rastas de dos metros y me juzgaría, me haría una radiografía y sabría que mentía.... y entonces cogería un cuchillo y me cortaría el cuello o me ahogaría con sus rastas como si fueran cuerdas o combas...

Así que al final fui.

Como es normal en mí, fui con tanto miedo, tan bien arregladito (me tuve que pensar que poner...voy en plan playero, en plan sucio o me pongo la ropa de mi hermano cuando tenía mi edad?) que se me olvidó comprar un regalo. ¿Pero qué regalo se le lleva a una hippie? (como si fueran extraterrestres de otra galaxia).
Cuando llegamos a su casa vimos que vivía en un piso en el que caben tres personas y ya está el cupo hecho, pero en ese piso había gente hasta colgando de las cortinas...¡hasta en las escaleras y portal había gente! la fiesta era una rabe de esas de en mitad del campo pero en un mini-piso en plena ciudad y casi en el centro de ella.
Nos abrió la puerta y nos recibió mi Anuska Nuskanova con esa gran sonrisa y llena de colores en sus ropajes. Nos agradeció que estuviésemos allí y nos condujo a su minicocina para que nos tomásemos unos mojitos, que ella había preparado en grandes cantidades (cuando digo grandes cantidades, es GRANDES CANTIDADES, el mojito estaba en barreños de la ropa y ollas gigantescas, hechos, sip, pero sin la ropa ni los garbanzos dentro).

Yo bebí con mucha desconfianza, por si se me pegaba algo del barreño de la ropa o de la olla de puchero, mi compañera Hippi-Pija estaba encantada y en las nubes. Era la primera vez que yo bebía mojito, no lo había escuchado nunca (no como ahora que se le llama mojito a cualquier cosa, que está de moda y lo ves por toas partes) y cuando probé el primer trago mi paladar, mi estómago y mi cabeza dejaron de funcionar...¡¡¡era maravilloso!!! Así que me dejé llevar...tanto, tanto, tanto que acabé hablando con to quisqui y no se a qué hora acabé ni dónde.

Ese día mi concepto, mis prejuicios y mis pensamientos hacia los hippies o hacia mi Anuska Nuskanova cambiaron por completo. Hice borrón, DELETE, y empecé a crear un nuevo documento sobre ella o sobre las personas con esta filosofía de vida.

Al día siguiente, como no le había regalado nada, y por aquel entonces trabajaba en un cine (y me llevaba de vez en cuando chuches del trabajo) le creé una cesta llena de sacos llenos de Conguitos negros y otros con Conguitos blancos, y muchas chuches (por vergüenza, falta de dinero y creatividad). Lo que más me gustó fue ver su sonrisa (pues yo pensaba que iba a poner mala cara y a llevarse decepción con mi regalo) cuando vio tanta cantidad de dulce y chocolate....porque al parecer le encantaban/le encantan, y sobretodo el chocolate.



Dedicado a mi Anuska Nuskanova.

5 comentarios:

  1. Pues que ha sido todo un reventon, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, porque conocerla ha sido la cosa más maravillosa que me ha pasado en la vida porque inspira confianza, amor, fuerza, valentía y superación. Es la persona a la que más admiro en mi vida y porque, aún no viéndonos tanto por la distancia, somos amigas inseparables.

      Rompió mis esquemas, mis prejuicios...y me hizo ver que no hay que tenerlos....así que si.

      Además me lo pasé genial en la fiesta...jajaja

      Kiss

      Eliminar
    2. Gracias vida por ser tan fantástica y divina,eres maravilloso y yo desde es primer segundo que te conocí supe que nosotros estaríamos conectados en la leyenda del tiempo y evolucionando con esos lazos de amor amistoso que en aquel cumpleaños unimos y fianzamos en clases hasta el dia de hoy. No importa cuánto pase sin saber el uno del otro que siempre nos sentimos cerca y sobre todo siempre nos mandamos energías. Te quiero enorme mi diva y mil gracias por estar siempre, eres grande, te admiro

      Eliminar
    3. Gracias vida por ser tan fantástica y divina,eres maravilloso y yo desde es primer segundo que te conocí supe que nosotros estaríamos conectados en la leyenda del tiempo y evolucionando con esos lazos de amor amistoso que en aquel cumpleaños unimos y fianzamos en clases hasta el dia de hoy. No importa cuánto pase sin saber el uno del otro que siempre nos sentimos cerca y sobre todo siempre nos mandamos energías. Te quiero enorme mi diva y mil gracias por estar siempre, eres grande, te admiro

      Eliminar
    4. Yo solo tengo algo que decirte: Soy fan tuyo- Eres mi diosa.

      La Estupenda

      Kiss

      Eliminar