martes, 6 de enero de 2015

CARAMELAZO VA, CARAMELAZO QUE LLEGA

Estamos en Reyes, y no se si me homenajean a  mí por ser la reina del hielo o a esos tres cafres que ayer me echaron caramelos, exactamente a mi cabeza.

Ayer como es mi tradición, fui a ver la cabalgata de los Reyes Magos. Como es normal desde hace unos años, más o menos 5 o 6, mis amigas Nancy LaRubia, Patas de Pollo y LaLoca, vinieron conmigo. Al principio pensaba que era porque les gustaba coger caramelos, es decir, hacer ejercicio de ciática, agachándose a coger unas bolas rotas metidas en papeles de plástico (llámense caramelos), después pensé que era solidaridad por mi espíritu de niña pequeña, pero al final… lo que me di cuenta…

 Lo que me di cuenta el año pasado es que mientras La Puri, con todo su arte de coger habichuelas, se arrastraba a coger caramelos, evitaba pisadas de dedos, se peleaba con niños y niñas de 6-8 años por coger un dulce que cuesta menos de 2 céntimos en cualquier tienda (y de marca), ellas tres están descojonándose de mí.

En un principio pensaba que era porque se me bajaba el pantalón y se me veía la hucha, pero NO, no era eso.

Luego pensé que era porque le quitaba los caramelos a los niños del alrededor, pero NO, no era eso.

Después pensé que era por mi mirada asesina que le he echaba a los enanos desalmados que intentaban quitarme mi dulce tesoro…, pero NO, no era eso.

Por último pensé y pensé y pensé, pero NO, no era eso tampoco.

Resulta que cuando lanzan los caramelos La Puri (en el único momento en su vida que se convierte en una arpía sin remedio) se agacha pegando un grito a lo Barbie Malibú, tal es el grito que pega (ya decía yo que algo raro pasaba a mi alrededor) que los padres de los niños de mi alrededor los cogen en brazos, los arrastran a sus faldas o los abrazan y me dejan un surco sin pies en el que me puedo mover libremente. La gente me miraba raro…claaaaarroooo, si con ese grito parezco una desesperada, una loca recién salida del manicomio, Juana la loca gritando en mitad del patio, soy gollum con su tesoro,

 ya decía yo,

ya decía yo,

ya decía yo,

Si parezco una mujer a punto de tener un orgasmo o una mujer que meten en un callejón para hacerla guarrilla….






Ayer, ya sabiendo lo que me pasaba, y escarmentada con el año pasado que me miraron con unos ojos en los que podían salirle rayos gamma, X o los que peor se os ocurran…he intentado no gritar. Pero no sé qué ha sido peor si gritar o hacerlo para adentro, porque cada vez que gritaba interiormente parecía que estaba a punto de ahogarme, de tener un ataque cardiaco, y lo peor…de tanto esfuerzo apretando para dentro se me ha escapado algún aire por otra parte mientras estaba tirada por los suelos.


Lo que si os aseguro es que mi Nancy, Patas y LaLoca no han parado de reírse de mí.

 Este año se añadieron al grupo Ojos Gatunos, hermana de Nancy, y Mirada de Ángel, hermana de LaLoca.