sábado, 18 de abril de 2015

NO TE ACERQUES ¡¡¡FUSS FUSSS!!!

Os voy a contar la vez que salí de marcha por uno de esos sitios alternativos que hay por Granada, que son algo así como naves industriales convertidas a discotecas de gente "alternativa", o como dirían mis compañeros "hippies o perros flautas". A mí ese apelativo no me va, porque me gusta más la palabra "alternativo", suena hasta perfecto, pero antes de contar ese hecho debo explicaros en esta entrada de donde viene el ir a ese sitio.

La cosa es que conocí en mi Ciclo Superior de Educación Infantil a una chica muy "alternativa" con la que nunca hubiera congeniado si llego a dejarme llevar por mis o los prejuicios de mi alrededor. La cuestión es que el primer día que llegué no era el primer día de clase, porque debido a mi trabajo(Corte Inglés) y a los 15 días que tienes que dejar desde que comunicas que lo dejas hasta que sales por la puerta con "sonrisa de niña con piruleta de feria" hizo que me incorporara al ciclo dos semanas tarde, así que me senté en el único sitio libre que había más cerca de la puerta, por si tenía que salir corriendo de allí al ver tanta niña chica. Lo mejor de todo es que yo era la  única masculina de todo el grupo, así que se notaba que entre 35 chicas yo era la diferente.

Lo bueno fue, que de todas las niñas que allí había, el único sitio libre cerca de la puerta de SOS o EMERGENCY era sentarme al lado de una hippie a lo hippie, y no os vayáis a creer que son esas "new alternativas" que van de hippies y tienen más armario colección de invierno de Armani que Carmen Lomana,

NO

Era una hippie en toda regla, con religión incluida. Era, es, una chica alta, morenaza donde las haya, con unas rastas que le llegaban al culo con conchitas colgando, vestida de negro, de esas ropas que hoy se llevan de moda (a las que yo llamaba pantalones payaso) con una falda por encima de esos pantalones (falda  a rayas de colores) y una especie de rebeca verde que solo tapaba brazos. Para colmo, me miraba con una sonrisa de esas que te atraen, te embelesan y tienes que hacer lo que ella te diga, y si ya miramos el conjunto de su cara, con esos mofletes de modelo tan llamativos , esos ojos de gata o pitonisa....ya para que comentar...me tuve que sentar a su lado si o si, por si acaso me echaba una maldición

Bien rápido me senté a su lado, pero no fui capaz de hablarle, solo pude decir "¿Está libre este sitio?" y ella contestó que si.

Aún estando sentado a su lado, intentaba poner la silla lo más pegada a la pata contraria de la mesa para que no me tocase o me hablase, vaya que me pegase un piojo o algo, no estaba muy receptiva a hacer amistades como aquella....yo era más bien una chica sencilla pero a su lado parecía Paris Hilton en sus mejores tiempos, con perro incluido.

Lo mejor de todo, es que con o sin prejuicios, al final me tuve que quedar en ese sitio porque no había ninguno más libre en toda la clase, estaba plena con 34 culos más en sus sillas.

De ahí, a un cumpleaños a una fiesta, a una discoteca alternativa....fue todo, pero muy rápido...

Os seguiré contando

PD: No me entendáis mal, ese era mi pensamiento (ya que no conocía a nadie así) de las personas que vistían o se comportaban diferente a mí; hoy día, soy yo una más de ese estilo...jajaja

Los próximos tres post van a ir dirigidos a mi amore, a mi Anuska Nuskanova, mi niña Sveltesse, mi hippie.


domingo, 5 de abril de 2015

CUANDO CREES PODER APARENTAR SER UN 5 ESTRELLAS

Para estas vacaciones de Semana Santa mi hermana me propuso ir de vacaciones juntos. Yo como amante de lo bueno reservé en Chiclana un hotel de 5 estrellas Gran Lujo, para 5 días.

Si os cuento todo lo que nos pasó allí me podría tirar el día contando, pero como soy buena, os contaré el principio, nuestra llegada

Hay que imaginar que vamos La Pili, Hermana Pava, Marido-HP e hijos (Hijo negro, Hijo blanco).

Lo normal es que cuando llegues aparques lo más cerca posible del hotel para no tener que pagar los 15 euros diarios de parking.

Pues ahí estamos los 5 en mi mini Peugeot 208 más sucio que la jaula de una paloma muerta yendo para el hotel. Aparcamos en la entrada del hotel, pues resulta que ahí había mucho sitio. Entramos a lo que es el parking y jardines y vemos como un mozo está sacando las maletas de un coche que está justo aparcado en la puerta...y nosotros como típicos catetos de pueblo que nunca han salido de su casa, con las maletas en mano, hasta los niños llevaban maletas.

Antes de empezar, siquiera, a subir una escalera para entrar, viene un mozo y nos dice "denme las maletas que yo se las llevo",  por si había duda y viendo las pintas de pueblerinos que teníamos nos preguntó "¿han aparcado fuera? Saben que el aparcamiento es gratuito..."
Es justo ahí, donde se nos cae la cara de vergüenza, miramos todos (menos los niños) hacia abajo en plan avergonzado o como si nos hubieran pillado haciendo algo malo.

Imaginad el color rojo de Hermana Pava, la mirada de "Dios escóndeme" de Marido-HP, mi cara plan corazón latióndome porque la sangre se me subió toda ahí y la del mozo pensando "estos son de los que no dan propina"....jajaja

Ahí fue nuestra primera metedura de pata, pero de ahí a no tocar el agua de la cubitera porque posiblemente el camarero nos regañase, no preguntar nada por no quedar como catetos, que te vayan a abrir la cama por la tarde y tu "¿qué? ¿qué es eso?"...pufff

Lo hemos pasado genial y el trato ha sido inmejorable, pero parecíamos más fuera de lugar que Ylenia en la casa de Carmen Lomana.